Muchas personas tienen fuertes creencias sobre cómo quieren que se maneje su cuerpo después de morir, mientras que otros están indecisos. Comparar la cremación y el entierro suele ser difícil porque los arreglos finales y donde los servicios de especialistas pueden ayudar en la  personalizarción al ajustarse de diferentes creencias, presupuestos y preferencias, pero hay un puñado de diferencias marcadas que pueden ayudar a los consumidores a decidir entre estas dos opciones.

Cinco diferencias entre el entierro y la cremación

Además de los costos, hay otras diferencias importantes entre la cremación y el entierro que las familias deben tener en cuenta al hacer los arreglos finales y que os contamos a continuación desde Funeraria Aragón.

Flexibilidad de las opciones

Un funeral tradicional implica un entierro y normalmente consiste en una estricta serie de eventos que siguen los afligidos. La mayoría de los directores de funerarias no son particularmente flexibles cuando se trata de alterar el programa de eventos o aumentar el servicio funerario. Aunque los funerales pueden tener lugar en diferentes lugares, como una funeraria, un lugar de culto o un cementerio, todos tienden a ser muy similares.

Por supuesto, hay beneficios en un evento tan estructurado. Por un lado, la funeraria se encarga de la mayor parte de la planificación, lo que significa que la familia no tiene que gastar tiempo y energía en la organización de un evento mientras está de luto por una nueva pérdida. Este proceso racionalizado puede ayudar a la familia a reducir los costos asociados a la personalización, al tiempo que permite elegir cosas como flores, lecturas y elogios para personalizar el evento. Los funerales son tradicionales y sacrosantos, y pocas personas se arrepienten de ellos.

Por el contrario, los servicios de cremación son mucho más flexibles. Algunas familias incluyen aspectos de un funeral tradicional como una visita antes de la cremación, mientras que otras prefieren una cremación directa y planifican sus propios servicios conmemorativos totalmente personalizados más tarde.

Calendario de los servicios

Los entierros ocurren rápido; incluso esperar dos o tres semanas para enterrar un ataúd es empujar los límites de la etiqueta funeraria apropiada. Algunas tradiciones culturales y religiosas exigen que el fallecido sea enterrado en su lugar de descanso final al día siguiente de su fallecimiento, y la mayoría de los demás esperan que no pase más de una semana antes de que tenga lugar un entierro adecuado. La ceremonia funeraria debe tener lugar antes de que el difunto sea enterrado, lo que significa que los seres queridos tienen muy poco tiempo para planear y preparar su despedida final.

Opciones de disposición

Un funeral tradicional siempre termina de una manera: el entierro. El difunto puede ser enterrado en el suelo o puede ser enterrado en una cripta sobre el suelo. A veces los asistentes al funeral son testigos de este proceso como parte de un servicio fúnebre.

La cremación permite a los miembros de la familia elegir entre varias opciones de disposición. A diferencia de los entierros, la cremación permite a los seres queridos retener los restos del fallecido indefinidamente o sólo mientras deciden el lugar de descanso final. Lo que muchas personas no se dan cuenta es que las cenizas (restos cremados) pueden ser colocados en un cementerio de diferentes maneras. Enterrar las cenizas con un marcador proporciona a los seres queridos un sitio dedicado donde pueden visitar para recordar al fallecido. Un columbario es otra opción que es como un mausoleo pero diseñado con espacios más pequeños llamados nichos para guardar las urnas de forma segura. Algunos cementerios incluso tienen jardines de urnas donde las cenizas pueden ser enterradas o incorporadas a los elementos del paisaje.

Finalmente, la dispersión es otra opción popular. Los difuntos pueden solicitar que sus cenizas se esparzan en un lugar significativo (o varios) o los familiares sobrevivientes pueden decidir un lugar si no se ha proporcionado ninguna orientación. Esparcir las cenizas de un ser querido en el mundo ayuda a muchas personas en duelo a encontrar un cierre.

Métodos de conmemoración

Los cementerios se están volviendo más estrictos en cuanto a los tipos de monumentos que pueden utilizarse para marcar las tumbas. Las lápidas gigantes y elaboradas y los monumentos que a menudo se encuentran en los cementerios más antiguos y prestigiosos ya no están permitidos. Cada cementerio tiene sus propias normas y reglamentos para las lápidas, incluido el tipo (por ejemplo, lápidas rectas, marcadores de tumba planos, libros de registro de tumbas), el tamaño, el color y el material.

Impacto en el proceso de duelo

Las tumbas en los cementerios ofrecen a los afligidos un lugar para visitar a sus seres queridos fallecidos en tiempos de luto. Mucha gente encuentra reconfortante tener un lugar permanente para presentar sus respetos. Sin embargo, los seres queridos incinerados pueden ser llorados y recordados en el lugar donde se encuentran sus cenizas, incluso si este lugar no tiene un marcador o memorial.