El testamento consiste en ser un documento apto para garantizar que se cumplan las decisiones sobre el futuro de los derechos y bienes de una persona cuando fallece. Fallecer sin que se tenga un respaldo o que no conste por escrito la voluntad sobre los derechos y bienes que tenías previsto, puede causar que más de un heredero esté totalmente en desigualdad por no saber qué les otorgaría a cada uno.

El testamento le facilita a todo heredero del fallecido el camino sobre los trámites que se deben realizar al momento de la adjudicación de la herencia. Si el testamento se realiza a través de una notaría, lo más recomendable es que el testador deberá presentar su documento de identidad, para identificarse y expresar su última voluntad, donde decidirá a quien irá destinado todos sus derechos y bienes al momento de  fallecer.

Con las reseñas y datos proporcionados al notario, este comenzará a redactar el testamento acomodándolo de forma legal, ya una vez redactado por completo el testamento, procederá a firmarlo el testador, leyéndolo por completo para que pueda expresar su conformidad.

Razones por las cuales es necesario realizar un testamento

1.- Al realizar un testamento este garantiza que la última voluntad se le cumpla al testador, es decir, que la herencia que deje a cargo, se repartirá entre sus herederos de manera respetable tras su fallecimiento.

2.- El testador podrá disponer de un tercio de su herencia si lo desea, esto se conoce como tercio de libre disposición. El testador lo realiza debido a que pueden existir herederos forzosos y dicho tercio irá dirigido a ellos. En cambio si no hay nada escrito, todo pasará a sus herederos principales.

3.- Mediante el testamento, el testador podrá mejorar la calidad de vida de cualquiera de sus herederos, pero siempre y cuando no exista un testamento previo. Es importante que este gran detalle se haga saber, ya que habrá algún hijo, si el testador lo desea, que se quede con toda la herencia para mejorar sus necesidades vitales y compensarlo de la mejor manera.

4.- Si el testador lo desea puede designar a una persona que se encargue de cumplir toda voluntad del fallecido, proteger los bienes  y por supuesto hacer entrega de los mismos a cada heredero.

5.- Con un testamento se evitan muchos problemas, discusiones y enfrentamientos a futuros entre todos los herederos, pues con la ayuda del testamento se entregaran partes iguales o lo que el fallecido haya establecido previamente con el testador.

Ventajas de redactar un testamento

  • La primera y más importante, es que evitarás que tu familia se enfrente a gastos excesivos de dinero y por supuesto pérdidas de tiempo.
  • Se evita que en un futuro personas ajenas quieran tener derecho a disponer de tu herencia sin estar reflejados en el testamento.
  • Evitarás también al momento de fallecer que tus bienes o herencia no pasen de inmediato a herederos que no tenías en mente que formen parte de tu familia, en caso de que no sea así, el notario o el juez que conozca claramente del asunto aplicará las reglas correspondientes como lo marca la ley, donde determinará quienes son los herederos y como será repartida dicha herencia o bienes.
  • Podrás decidir de manera libre el contrato que más te plazca y que se adapte a tus necesidades.
  • Es una medida sencilla y esencial para que se cumpla tu última voluntad como lo tenías previsto en caso de fallecer, de esta manera, no causarás problemas y gastos mayores con tu familia y protegerás todo el patrimonio que formaste con esfuerzo y dedicación a lo largo de tu vida.