Aunque acudir a este tipo de espacios no es algo agradable, casi todos nos vamos a enfrentar a ello en alguna ocasión. Muchas personas no tienen claro qué es un crematorio, si es lo mismo o no que un tanatorio o si es lo mismo una cremación que una inhumación. Estas dudas surgen cuando fallece un familiar o amigo y hay que enfrentarse a la toma de decisiones.

Para resolver cualquier duda que tengas al respecto hemos creado una pequeña guía que responde a las preguntas más habituales al respecto y con la que vamos a aclarar qué es un crematorio y cómo funciona para que tengas claro todo el proceso y así no tengas más dudas al respecto.

El crematorio y su función

Un crematorio es una instalación que está diseñada para llevar a cabo el proceso de incineración o cremación del cuerpo del fallecido. El crematorio puede estar en el interior de un tanatorio, pero no tiene por qué. En ocasiones, la empresa funeraria cuenta con ambos servicios en las mismas instalaciones y otras veces hay que trasladar al cuerpo desde el tanatorio hasta el crematorio.

Fue en la década de 1870 cuando en nuestro país comenzó a instaurarse la cremación de cuerpos de fallecidos como un método aprobado por la legislación. Esto fue posible gracias a la Revolución Industrial que favoreció la existencia de hornos que permitían quemar el cuerpo por completo y entregar sus cenizas a sus seres queridos.

En la actualidad, las cremaciones suponen al menos el 50 % del total, frente a los clásicos enterramientos en cementerios. En cualquier caso, también hay muchas familias que optan por la incineración por deseo expreso del fallecido y conservan sus cenizas en espacios que la mayoría de cementerios ya han habilitado para ello.

¿Un crematorio y un tanatorio son lo mismo?

Aunque crematorio y tanatorio puedan compartir instalaciones, no son lo mismo. El crematorio es la zona en la que se encuentra el horno crematorio y donde la incineración de la persona fallecida se lleva a cabo después de que haya terminado el velatorio y, en su caso, la misa o acto religioso. El crematorio tiene unas licencias y tecnologías determinadas que no necesitan los tanatorios.

Hablamos de tecnologías para el control de gases y de la energía, sobre la automatización del proceso crematorio e incluso temporizadores para controlar el tiempo de la incineración. Todo ello marca una gran diferencia respecto a los tanatorios, que son espacios habilitados en los que se vela a los fallecidos y donde familiares y amigos acuden a acompañar al fallecido previo a su enterramiento o incineración.

¿Los hospitales tienen dentro un crematorio?

Esta es una creencia extendida entre buena parte de la población que desconocen dónde se ubican los crematorios porque nunca han tenido que hacer uso de este tipo de servicios. Pero no, en los hospitales no hay crematorios en los que incinerar a las personas fallecidas. Esto es un servicio que prestan empresas del sector funerario y que encontramos en el interior de algunos tanatorios o como crematorios independientes.

La confusión también suele venir porque en los hospitales veterinarios sí hay hornos crematorios para incinerar mascotas directamente en sus instalaciones. Pero es algo exclusivo para mascotas. Por tanto, si se necesitan los servicios de un crematorio para incinerar a un familiar fallecido, lo mejor es informar a la empresa funeraria para que ponga en marcha el servicio en el crematorio más accesible para la familia.

¿Es perjudicial para la salud respirar el humo de los crematorios?

Algunas personas que viven en las inmediaciones o cerca de un crematorio suelen expresar quejas por la incomodidad de tener que respirar el olor que produce la incineración o cremación de cuerpos. Esto puede resultar más o menos desagradable en función del carácter o la personalidad de cada persona, pero de ahí no se puede extraer que sea malo para la salud.

Las emisiones de gases de los crematorios cumplen en su totalidad con las normativas vigentes y, aunque como cualquier otra emisión de gases puede ser contaminante para la atmósfera, no es perjudicial para el ser humano percibir el olor de la cremación de cuerpos. Además, los crematorios no suelen estar en medio de edificios de viviendas.

 

Ahora que ya sabes qué es un crematorio, qué función tienen y en qué se diferencian de los tanatorios, esperamos que hayan quedado resueltas todas tus dudas acerca de este tipo de servicios a los que, tarde o temprano, nos vamos a tener que enfrentar cuando fallezca alguien de nuestra familia más cercana.

Como se puede apreciar, los crematorios cumplen una función muy importante para incinerar el cuerpo de aquellas personas que desean la cremación frente al enterramiento tradicional, una tendencia en auge en nuestro país desde hace años que cuenta con cada vez más adeptos.