En muchas ocasiones confundimos los términos de incineración y cremación. Hoy en Funeraria Aragón te explicamos qué son ambos conceptos y en qué se diferencian.

¿Qué es la una incineración y qué es una cremación?

La incineración hace referencia a la acción y efecto de incinerar. Cuando hablamos de incineración nos referimos a un sistema por el que un residió orgánico, mediante la aplicación de altas temperaturas y un tratamiento térmico adecuado, pasa a convertirse en cenizas debido a la combustión.

Por otro lado, la cremación se realiza cuando este proceso físico se aplica a una persona que ha fallecido. Es decir, el término que se utiliza es el de cremación.

Cuando la cremación se ha llevado a cabo, en un horno crematorio preparado, algunas familias optan por quedarse las cenizas del difunto, mientras que otras las esparcen en la montaña o el mar.

También es posible adquirir un columbario, para poder tener así un lugar donde visitar al difunto.

Por tanto, podemos diferenciar entre cremación e incineración de la siguiente manera:

  • Cuando el proceso físico de incinerar se aplica a una persona que ha fallecido, el término correcto a emplear es el de cremación.
  • Cuando el proceso se realiza sobre algo más genérico como residuos orgánicos e industriales, el término correcto es incineración.

Es decir, la diferencia entre cremación e incineración se basa en el sólido que se incinera.

¿La cremación es más económica que el entierro?

Lo cierto es que no siempre una cremación será más barata que un entierro. La diferencia dependerá, fundamentalmente, de si se tiene en propiedad el nicho o se tiene que alquilar/adquirir.

Los precios de los nichos varían según las zonas geográficas. Por este motivo, se puede encontrar con casos en los que sea más económico incinerar y casos en los que no.

La diferencia de precios se produce en las grandes poblaciones, donde el alquiler o compra de un nicho tiene unos precios bastante más elevados, por lo que la incineración seguramente en este caso será la opción más económica.

¿Cuál es el proceso de cremación?

Es importante que la documentación del crematorio esté perfectamente cumplimentada antes de iniciar el proceso de incineración. La empresa funeraria con la que contrate el servicio fúnebre facilitará la documentación específica del crematorio escogido.

Cuando estén firmados los impresos, se los hará llegar al personal del crematorio.

El proceso se debe realizar en condiciones higiénico sanitarias adecuadas ya que en el proceso de quema se liberan gases tóxicos con dioxinas y elementos metálicos que no son buenos para el medio ambiente, por lo que deben ser tratados con cuidado.

Por otro lado, este proceso de cremación se debe realizar con cuidado y respeto tanto al difunto como a los familiares.

¿Se pueden inhumar las cenizas?

Hoy en día, optamos con más frecuencia a la incineración a la hora de despedirse de nuestros seres queridos.

Una de las mayores dudas a la que nos podemos enfrentar en caso de optar por la incineración es saber qué hacer con las cenizas una vez realizado el procedimiento. Un gesto muy común en España con alto significado emocional es esparcir las cenizas en un lugar que tuvo un impacto sobre la vida de la persona fallecida. En otros casos, las cenizas se conservan en urnas que guardan los familiares.

Sin embargo, puede resultar muy duro hacer frente a las cenizas de nuestros seres queridos en nuestra casa en momento de duelo. Algunos familiares desean tener un lugar al que acudir para recordar a sus seres queridos como lo son las tumbas pese a haber sido incinerados. Para ello, podemos recurrir a la inhumación de las cenizas.

¿Qué es la inhumación de cenizas?

Inhumar las cenizas consiste en depositar la urna que contiene los restos del difunto en un nicho o columbario. Éste está sellado, permitiendo de este modo un descanso eterno, a la vez de ser un lugar en el cementerio al que los familiares y seres queridos pueden acudir para recordar la vida del difunto.

Además, en el caso de desear una ceremonia cristiana, la inhumación de las cenizas permite que el difunto repose en terreno santo. Al igual que existen columbarios en los cementerios, podemos encontrarlos en iglesias.

La decisión de despedirse de sus seres queridos no es sencilla. La inhumación nos permite respetar los últimos deseos del difunto y proporcionarle un sitio donde descansar y recordarlo.

Si tienes más dudas al respecto o necesitas más información, no dudes en contactar con nosotros. En Funeraria Aragón te asesoraremos y prestaremos todo nuestro apoyo.