¿Se pueden esparcir las cenizas de un difunto?

En Funeraria Aragón sabemos que despedir a un ser querido es un momento complicado para todos. Como hemos visto en algún post anterior, hay gente que opta por enterrar al fallecido y otros que prefieren incinerarlo. Una tradición que se suele llevar a cabo es la de esparcir las cenizas de esta persona por lugares queridos por la misma, lugares significativos o representativos alejados de una fría urna. Sin embargo, se ha especulado mucho sobre si llevarlo a cabo está permitido o no por la ley. ¡Hoy te lo contamos todo!

¿Qué ocurre con las cenizas después de la incineración?

Decir adiós a una persona que nos ha acompañado en nuestra vida, nos ha ofrecido su cariño, compañía, etc. es un momento difícil para cualquiera, y en Funeraria Aragón lo sabemos a la perfección; es algo que vemos a diario. Del mismo modo, sabemos que es un momento complicado que no se quiere prolongar en el tiempo, y cuanto antes termine este proceso, antes descansarán los seres queridos.

Una vez que la persona ha fallecido se puede optar por dos vías, el entierro tradicional en el que se procede a introducir el cuerpo en un nicho, o la incineración, en el que los familiares dan el último adiós a la persona fallecida y se procede a la cremación de su cuerpo.

En este último caso, una vez que el cuerpo se ha incinerado, se procede a la elección de la urna donde descansarán los restos en cenizas del difunto. En Funeraria Aragón tenemos una amplia variedad de urnas que se ajustarán a tus necesidades, tanto de forma estética como económica. Cuando la urna pasa a estar en propiedad de la familia, esta suele proceder a esparcir las cenizas en diversos lugares. Normalmente se opta por lugares que frecuentaba el ser querido o sitios especiales para el difunto (el mar, un parque, etc.).

¿Se pueden esparcir las cenizas sin necesidad de permisos legales?

Cabe destacar que la normativa es un poco ambigua en cuanto a esparcir las cenizas de un fallecido. Las normas autonómicas legislan sobre la manipulación de un cadáver y las cenizas por parte de las funerarias, pero no sobre la manipulación de las cenizas una vez que estas pasan a estar en posesión de las familias. Además, esta legislación recalca que está terminantemente prohibido abandonar las urnas en la vía pública, pero no hace alusión al esparcimiento de las cenizas que contienen.

Las multas se imponen de manera específica en cada comunidad autónoma, por medio de las ordenanzas municipales que lo que regulan es el cuidado del medio ambiente, por eso, las multas que se pueden llegar a interponer pueden llegar a superar los 750 euros por tirarlas al mar, por ejemplo.

Sin embargo, últimamente se están desarrollando urnas cuya composición permite que sean biodegradables y de esta manera no perjudiquen al medio ambiente. No obstante, esto no quita para que se tengan que requerir los permisos pertinentes al Ayuntamiento de cada localidad.

Una nueva modalidad de urnas biodegradables son aquellas que contienen una semilla. De este modo, puedes enterrar la urna y con el paso del tiempo crecerá un árbol al que poder acudir cuando se precise a modo de nicho.

Recuerda

No olvides que en Funerarias Aragón somos expertos en todo lo relacionado con la despedida de un ser querido, nosotros nos encargaremos de todo y trataremos de que este duro trance se os haga menos costoso. ¡No dudes en contactarnos para cualquier aspecto relacionado con el último adiós del difunto! Sabemos la importancia que este hecho tiene para ti, y seremos uno más de vosotros en este proceso.

2019-02-11T09:34:10+01:00 11-02-2019|Sin categoría|0 Comments

Leave A Comment