Además de ser un acontecimiento difícil, el funeral puede ser una oportunidad para estar presente con la familia y los amigos del fallecido, para darle un último adiós… Por eso es importante gestionar las emociones, la tensión (a veces palpable), la actitud y todos los elementos periféricos que a menudo “contaminan” el momento solemne.

Para superar este difícil momento lo mejor posible, hay ciertos errores que no debes cometer; desde Funeraria Aragón te ayudamos en estos difíciles momentos. Esta es una lista no exhaustiva de cosas que hay que evitar hacer en un funeral:

1. Llegar tarde

Si es importante que esté presente ese día para una última despedida, es esencial que sea puntual. Prepare todo lo necesario para ello la víspera del funeral: el traje que llevará, la dirección exacta del lugar de la ceremonia, el itinerario para llegar hasta allí (tenga en cuenta el tráfico, que a veces puede duplicar el tiempo de viaje), si quiere llevar flores, piense en pedirlo a la floristería de su elección.

2. No aparecer en el funeral correcto

Cuando se trata de dar el último adiós, siempre es mejor ir al funeral “correcto”. Puede imaginarse lo incómodo que sería presentar sus respetos al Sr. García cuando es la tía Herrera la que está siendo enterrada. Como se ha explicado anteriormente, compruebe (y vuelva a comprobar) que está en el lugar correcto en el momento adecuado.

3. Tomar alcohol antes de acudir

Evita a toda costa “animarte” sorbiendo una bebida o comiendo justo antes de ir a la ceremonia. En la difícil situación de un funeral, es esencial estar en plena posesión de sus medios y de su espíritu. Por lo tanto, es mejor evitar llegar “achispado” o “lleno como un ganso” al lugar de culto.

4. No llevar la ropa adecuada

Los códigos de vestimenta han evolucionado y ya no es necesariamente habitual llevar ropa de luto como en el siglo pasado. Sin embargo, es importante mostrar tu respeto con la ropa que llevas para el último homenaje. Salvo que el difunto lo pida expresamente, hay que evitar el look demasiado llamativo o un disfraz digno del circo del sol. Elige ropa con la que te sientas cómodo y que muestre tu aprecio por el difunto.

5. Estar más triste que los familiares del fallecido

No hay que ser melodramático para demostrar a todo el mundo lo mucho que te importaba la persona. Su presencia en el funeral no debe ser una oportunidad para montar un espectáculo y no debe añadir vergüenza a la tristeza de los familiares. En la misma línea, deben evitarse las historias salaces y otras anécdotas inapropiadas en el momento del homenaje.

6. Hablar durante los panegíricos

Si hay un momento en el que hay que aprender a callar, es durante los panegíricos. Así que, independientemente de lo que se diga, déjalo en un segundo plano y sé atento y respetuoso. Tendrás toda una vida para hablar de cualquier cosa y de todo. En pocas palabras: estate callado.

7. Que suene el teléfono

Si el silencio es oro, también lo es tu teléfono. Silencio total en las notificaciones, mensajes y llamadas. No hay ninguna emergencia que justifique que tu teléfono suene en un funeral. Piense en esto antes de entrar por las puertas del recinto funerario y guarde su teléfono en el bolso o en el bolsillo y sáquelo sólo cuando salga.

8. Responder a una llamada

Peor aún que dejar que suene un tono durante los últimos homenajes es responder a una llamada de cualquier tipo. Una vez más, el único lugar para el teléfono móvil es el fondo del bolsillo o el bolso.

9. Colóquese en la primera fila

Te guste o no, las primeras filas están reservadas para la familia y los amigos. Si no estás en primera fila, no tienes que destacar y ser la estrella. Muévete hacia el fondo de la sala, no te apresures a ocupar las primeras sillas disponibles y respeta las normas. ¿No hay más espacio disponible? No hay problema. Sitúate en el fondo de la sala para ver la ceremonia.

10. Tomar fotos, hacerse selfies, filmar a la gente

¿En serio? Tanto si eres fotógrafo profesional como si no, hacer fotos en un funeral es un error muy gordo en un funeral. Así que guarda tu smartphone y acepta que estás viviendo el momento al máximo.

Estos son los 10 errores más comunes que no debes cometer al acudir a un funeral si no quieres fastidiar la ceremonia. Pueden parecer lógicos pero hay mucha gente que se equivoca en este tipo de eventos.

En FUNERARIA ARAGÓN queremos acompañarte en tus momentos más difíciles, garantizando un servicio funerario completo y apostando siempre por la tranquilidad que necesitas. Llevamos más de cuarenta años apoyándote en Zaragoza y provincia, nos ponemos a tu disposición para que confíes en nuestra experiencia y cercanía.