Cuando se pierde a un familiar o a una persona cercana, parece que el tiempo se detiene y que todo lo que te rodea deja de importar. A nivel emocional, es muy difícil reaccionar y encontrar la fuerza para afrontar la situación. Desde Funeraria Aragón os ayudamos en este difícil momento.

Sin embargo, en caso de duelo, es necesario saber cómo moverse y qué trámites burocráticos hay que seguir para organizar el funeral.

De hecho, la ley establece plazos precisos para la ceremonia fúnebre y el entierro. Según la legislación vigente, deben transcurrir al menos 24 horas tras el fallecimiento. Pero la situación es diferente según se trate de un fallecimiento en casa, en el hospital o en el caso de una muerte violenta.

En caso de fallecimiento, desgraciadamente, aunque es difícil afrontar la situación, hay que saber gestionar bien las prácticas funerarias y el plazo para organizar el velatorio y fijar la fecha de la ceremonia.

¿Cuánto tiempo debe pasar para el funeral después de una muerte en casa?

Si una persona ha fallecido en su domicilio, es necesario llamar urgentemente al médico de cabecera o al servicio médico de urgencias para comprobar el fallecimiento.

El médico debe comprobar si la persona tiene todas las características típicas de un cuerpo sin vida:

  • la ausencia de latidos del corazón
  • la pérdida total de la conciencia
  • la falta de respuesta de los músculos;
  • una temperatura corporal inferior a 24 grados;
  • sin control de los esfínteres;
  • falta de sensibilidad en cualquier parte del cuerpo;
  • la incapacidad de responder a cualquier tipo de estímulo.

Una vez que se ha descartado un estado de muerte aparente, el funcionario médico rellena el certificado de defunción con la hora de la muerte. A partir de ese momento, es necesario esperar al menos 24 horas para organizar la ceremonia fúnebre.

Un paso muy importante es notificar a la oficina del estado civil del municipio en las 24 horas siguientes al fallecimiento.

¿Y si la muerte se produjo en el hospital?

A veces, por desgracia, ocurre que un ser querido muere mientras está en el hospital. Esto puede ocurrir tanto en caso de enfermedad como después del ingreso tras un accidente.

Para determinar la muerte, los médicos controlan la ausencia de actividad cardíaca durante unos 20 minutos mediante un electrocardiograma. Después de este periodo, declaran la muerte y rellenan el certificado de defunción.

¿Cuánto tiempo dura el funeral tras una muerte en el hospital?

Al igual que en el caso de la muerte en el hogar, también en el caso de la muerte en el hospital es necesario esperar al menos 24 horas después del fallecimiento antes de que se celebre el funeral.

En cuanto a la documentación relativa al fallecimiento, es el propio hospital el que se encarga de enviar todo a la Oficina del Registro Civil del municipio en el que se ha producido el fallecimiento.

Tras el fallecimiento en el hospital, se elige una agencia funeraria y se decide si se instala la cámara funeraria o se traslada el cuerpo a otro lugar.

A la hora de organizar un funeral, es útil saber que, si no hay anomalías, el cuerpo se devuelve a la familia y se pone a su disposición aproximadamente un par de horas después del fallecimiento.

Momento en el que se produce la muerte violenta

En el caso de una muerte violenta, no es fácil establecer el plazo en el que se devuelve el cuerpo a la familia. Por lo general, hay que esperar a que el magistrado firme la autorización y ponga el cuerpo a disposición de los familiares.

Además, una vez acordada la restitución, hay que valorar también la disponibilidad de la iglesia.

Cuando una persona muere de forma poco clara, es necesario averiguar la causa de la muerte. El magistrado ordena la autopsia del cadáver en caso de muerte violenta:

  • si la muerte se produjo mientras la persona estaba sola en casa;
  • si el cadáver se encuentra muerto y no hay una causa evidente para su desaparición;
  • por un accidente;
  • en el caso de asesinato;
  • en caso de suicidio.

Si el examen de la autopsia muestra claramente las razones de la muerte, el cuerpo se devuelve en poco más de un día. En cambio, cuando las razones de la muerte no son claras de encontrar, el tiempo es más largo.

¿Existe un límite máximo después del fallecimiento para organizar un funeral?

El Ministerio de Sanidad no establece un límite de tiempo para el cierre del féretro o la inhumación de las cenizas. Más bien sugiere que los municipios y, en particular, la policía mortuoria, elaboren normas sobre el momento de los entierros.

El límite debe estar vinculado a las características climáticas y medioambientales de la zona. En lugares más cálidos y en los meses de verano, el cadáver se descompone con mayor rapidez. Por el contrario, en lugares más fríos y en los meses de invierno, la descomposición del cadáver es más lenta.

Pero por norma general, cuando el médico firma el certificado de defunción, es el momento de ir a la funeraria, que se encarga de la ceremonia fúnebre y del entierro.

En FUNERARIA ARAGÓN queremos acompañarte en tus momentos más difíciles, garantizando un servicio funerario completo y apostando siempre por la tranquilidad que necesitas. Llevamos más de cuarenta años apoyándote en Zaragoza y provincia, nos ponemos a tu disposición para que confíes en nuestra experiencia y cercanía.