Desde Funeraria Aragón sabemos que la hora de dar el pésame, ya sea por escrito o en persona, puede ser difícil encontrar las palabras adecuadas. Hay muchas maneras de apoyar a una persona en duelo y mostrarle afecto. Si «ofrecemos nuestras condolencias«, ¿sabemos realmente lo que estamos poniendo detrás de esas palabras? Una pequeña lección de etimología le ayudará a entender de qué estamos hablando. Del latín «cum» que significa con y «delere» que significa tener pena, dar el pésame significa sufrir con la otra persona y expresar empatía, ¡una hermosa prueba de apoyo!

¿Qué puedo decir para dar el pésame?

Puedes decir lo mucho que echas de menos al fallecido o puedes compartir un recuerdo feliz. Lo más importante es que la gente sepa que te preocupas por la persona que está de duelo y que estás disponible si necesita apoyo.

¿Qué es lo que no se debe decir a una persona que se enfrenta a un duelo?

Mucha gente tiene miedo de decir «algo equivocado» a alguien que acaba de sufrir una pérdida. Dado que una persona en duelo suele estar abrumada por las emociones, lo que está en juego puede parecer muy elevado. Hablar con amor y compasión y reconocer honestamente la situación son formas de evitar los errores. Tres buenas reglas para no decir lo que no se debe:

  • No niegues que el fallecido está muerto.
  • No niegue que la persona en duelo está sufriendo emocionalmente.
  • No niegues que esta muerte puede cambiar la vida de todos.

Tener en cuenta el grado de intimidad para expresar las condolencias

Intimidad del fallecido y de los familiares. Es aconsejable dar el pésame en persona. El objetivo es mostrar a la familia afligida que comprendes y compartes su dolor. También demuestras a la familia que estás ahí para apoyarla.

Hay dos momentos especialmente adecuados para ello: durante el velatorio o en el levantamiento del cadáver. El mero hecho de estar presente en la ceremonia ya es una señal de apoyo. Si conoces bien a los familiares directos, es aconsejable que los llames sin demora poco después de enterarte del fallecimiento de la persona. Puedes aprovechar este intercambio para proponer una visita sin imponerla.

Relaciones más lejanas, vecinos, colegas….

La escritura es mejor cuando no se tiene intimidad con los seres queridos y la familia del fallecido. Es una buena práctica utilizar papel de escribir en lugar de papel con membrete profesional, y la tarjeta de duelo también es una buena solución. Los correos electrónicos o los sms también son menos elegantes y menos apreciados. Es aconsejable utilizar un tono más bien formal, la familiaridad podría verse como una desvergüenza. Los mensajes de condolencia pueden ser cortos sin ser fríos.

Presentar las condolencias, acciones que cuentan

Más allá de las palabras, un gesto, una actitud o una simple sonrisa son también buenas formas de dar el pésame o de mostrar tu atención a la persona afligida.

Dilo con flores

Si ofrecer flores puede transmitir muchos mensajes, recibir un ramo tras el duelo de un ser querido es una hermosa prueba de amistad, un bonito mensaje para presentar sus condolencias con delicadeza. Ten en cuenta también que el lenguaje de las flores permite matizar tu mensaje con una atención especial. Una bonita manera de consolar a un alma en pena.

Ofrece tu ayuda

El duelo suele perturbar la organización de la vida cotidiana y ofrecer tu ayuda en estos momentos difíciles y agitados será seguramente muy apreciado. Desde cuidar a los niños hasta hacer recados, cualquier ayuda puede ser un mensaje conmovedor para ofrecer sus condolencias a la familia afligida.

Discreción

Puede parecer trivial y muy inofensivo, pero una familia afligida puede estar a menudo un poco abrumada y a veces incluso sentirse avergonzada por todas estas intrusiones. Qué mejor en estos momentos difíciles que ser discreto y humilde para dar el pésame y un momento de paz a la familia.

El poder de la palabra escrita

Expresar las condolencias no significa necesariamente hablar y puedes mostrar tu apoyo a la persona en duelo desde la distancia, a través de la escritura. Recordar los buenos momentos, dar testimonio de la persona fallecida, relatar episodios memorables, etc. son formas de dar el pésame y mostrar el afecto a los que te rodean. Sin embargo, evita las redes sociales. Facebook o Twitter no son los mejores medios para enviar mensajes de condolencia.

Con estos consejos en mente, no tengas miedo de dar el pésame y hablar desde el corazón. Simplemente ponte en el lugar de la otra persona y encontrarás las palabras para conmoverla y reconfortarla.

En FUNERARIA ARAGÓN queremos acompañarte en tus momentos más difíciles, garantizando un servicio funerario 24 horas, completo y apostando siempre por la tranquilidad que necesitas. Llevamos más de cuarenta años apoyándote en Zaragoza y provincia, nos ponemos a tu disposición para que confíes en nuestra experiencia y cercanía.